Ubicado en un palacio de estilo italiano en la plaza de la Cathédrale, el museo cuenta con una importante colección de arte europeo, así como una rica colección de pintura bretona. Una sala reconstruye la decoración del Hôtel de l'Épée de Jean-Julien LEMORDANT (que también pintó el techo de la Ópera de Rennes). La escuela de Pont Aven también está bien representada, mientras que una sala está dedicada al poeta y pintor Max Jacob. Sus colecciones lo sitúan entre los museos más ricos de Bretaña y Francia.