Creado en 1846, el Museo ocupa el antiguo Palacio de los Obispos de Cornualles, adyacente a la catedral.

Dos alas enmarcan la torre construida para Claude de Rohan (1507), uno de los mejores ejemplos de arquitectura renacentista en Bretaña.
Alberga una magnífica escalera rematada con paneles tallados (escudos, personajes y animales fantásticos), y la sala de los frescos con su decoración de trofeos en trampantojo. En la planta baja del ala del siglo XVII se encuentra la antigua cocina. En el ala terminada en 1776, los pisos del obispo se abren a un balcón de hierro forjado que da al Odet. El patio está separado del jardín por un claustro neo-óptico con arcadas recientemente decoradas con hierro forjado.

Las colecciones
El Museo presenta una síntesis de la arqueología, las artes populares y las artes decorativas de Finisterre. Por lo tanto, constituye una introducción al descubrimiento del departamento. En primer lugar se menciona el periodo prehistórico (joyas de oro, etc.) y el periodo antiguo (hábitat y modo de vida en la época galorromana). Las salas de arte antiguo muestran una colección de vidrieras, orfebrería y estatuaria de la Edad Media y el Renacimiento. Cuatro salas están dedicadas a los trajes tradicionales y su representación en pintura y escultura. A continuación, la visita recorre la evolución del mobiliario regional desde el siglo XVII hasta la década de 1930. La visita finaliza con una retrospectiva de la loza de Quimper (siglos XVIII-XX).

Haga clic aquí para acceder a la visita virtual del Museo Departamental Bretón !